Barrita avena choco sin horno

¿Por qué tomar barritas energéticas?

Las barritas energéticas nos proporcionan esa dosis de carbohidratos tan necesaria durante nuestros entrenamientos. Se pueden tomar antes o durante los entrenamientos consiguiendo un aporte energético correcto gracias a los azúcares, proteínas y grasas que poseen, y que pueden brindar nutrientes de forma sostenida durante la actividad física.
 

Cuando practicamos ciclismo, normalmente llevamos bebidas isotónicas y/o energéticas que nos aportan sales y carbohidratos, para evitar la deshidratación y como aporte energético adicional. Pero normalmente necesitamos ingerir algún alimento sólido.

 

Las barritas energéticas nos aportan este alimento sólido cuando practicamos ciclismo, ya que son fáciles de digerir y fácilmente transportables.

 

Como recomendación general se suele sugerir que se consuma una barrita energética cada 1 hora o 1/2 barrita cada 20 a 30 minutos. Su contenido en hidratos de carbono suele variar entre 30 y 50 gramos.

 

En el mercado se puede encontrar una gran oferta para adquirir barritas energéticas, aunque una opción muy recomendable es hacértelas tú mismo.

¿Ventajas de hacer tus propias barritas?

 

- Puedes escoger los ingredientes (tú decides el tipo, la calidad y la variedad de ingredientes que quieres utilizar)

- Evitas el consumo de saborizantes, conservantes, y materias primas de baja calidad.

- Adaptas la barrita a tus necesidades, con la forma y el tamaño que más te apetezca.

 

 

Por este motivo, te proponemos una receta sencilla, de barritas de avena caseras con nueces de macadamia y dátiles, bañadas con chocolate negro. Con pocos ingredientes consigues una receta sin azúcares añadidos y rica en proteínas de origen vegetal. La textura no es pegajosa, es parecida a la de una galleta, pero más suave y cremosa.

Barritas de avena y chocolate sin horneado

 

Ingredientes:

  • 100 gramos de copos de avena

  • 14 dátiles sin hueso

  • 1 puñado de nueces de macadamia 

  • 1 puñado de avellanas

  • 50 gr arándanos secos

  • 50 gr de aceite de coco derretido

  • 1 cucharadita de semillas se sésamo

Para la cobertura:

  • 50 gr de cacao en polvo o chocolate negro

 

Preparación:

 

  1. Mezcla la avena y todos los ingredientes menos el aceite de coco y el chocolate y tritura. Puedes triturar primero los frutos secos (avellanas, nueces de macadamia) y luego añadir las semillas de sésamo, los dátiles y los arándanos secos y triturar.

  2. Derrite el aceite de coco en el microondas unos segundos y añádelo a la mezcla. Vuelve a triturar (se tienen que notar los ingredientes por separado).

  3. Coloca la mezcla en una bandeja metálica o de horno, extiende la masa y compáctala con una espumadera o lo que tengas, hasta que quede con el grosor que deseas. Compacta bien la masa.

  4. Derrite el chocolate negro al baño María. También puedes usar cacao en polvo y derretirlo con un poco de leche de avena. Yo le he añadido unas gotas de estevia para aumentar dulzor.

  5. Cubre de chocolate la base de las barritas que has dejado en la bandeja.

  6. Tritura algunas nueces de macadamia y espárcelas por encima.

  7. Deja la bandeja enfriarse en la nevera hasta que se endurezca el chocolate.

  8. Por último, desmolda la masa de las barritas y córtalas a tu gusto.

 

Si quieres puedes congelar las barritas que no vayas a usar en los próximos días individualmente, y sacarlas cuando lo necesites.

 

 

Aporte nutricional

 

Estas barritas nos aportan:

 

- Avena:

Rica en proteínas, hidratos de carbono de absorción lenta, vitaminas, minerales, ayuda a regular el colesterol y a prevenir los altibajos de glucosa. Además, gracias a su contenido en betaglucanos (un tipo de fibra soluble) tiene un índice glucémico bajo.

El perfil nutricional de la avena es idóneo para deportes de resistencia y ultrafondo. Por ello, muchas barritas energéticas basan su composición en este cereal, en concreto, en su forma de copos de avena.

- Nueces de macadamia y avellanas: estos dos como el resto de frutos secos contienen menos agua que una fruta fresca y por ello, son alimentos concentrados en calorías, fuentes grasas saludables y proteínas de origen vegetal que nos brinda energía a largo plazo, teniendo en cuenta su bajo índice glucémico. Además, el contenido en omega 3 importante por su poder antioxidante y antiinflamatorio, contribuye a mantener la forma física y favorece una buena recuperación.

- Cacao: Se dice que el cacao puro favorece el desarrollo muscular. Además de eso, continene hidratos de carbono en alto contenido, proteínas (cuanto más puro más proteínas), pocas grasas y antioxidantes.

 

- Aceite de coco: es el componente graso junto con las semillas de sésamo. Cuando practicamos deporte de alta intensidad, recurrimos a las grasas para producir energía. El cuerpo puede convertir estas grasas en combustibles para generar energía en lugar de degenerar el músculo en estas condiciones de necesidad energética. Algunos estudios atribuyen también beneficios para facilitar la pérdida de grasa y reparar y regenerar la masa muscular.

 

- Dátiles y arándanos secos: Nos aportan los azúcares de rápida absorción que necesitamos además de las vitaminas y minerales que contienen.

1/1

©2020 por Club Ciclista Gràcia. Creada con Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now